La vie d’ Adèle: Amor en estado puro

la_vie_dadeleEl amor con LETRAS MAYÚSCULAS no entiende de edades, de sexos, de lugares, de países, de razas, de religiones, de culturas ni de distancias. El amor es un sentimiento universal que abraza al corazón de quien se deja atrapar por el encanto, ya no sólo de enamoramiento sino del amor profundo, ése que te conecta con otra persona y que no hace más que sumar a la historia de las personas involucradas en ese amor y se expande en su entorno como miles de burbujas en una copa de cava.

El AMOR con letras mayúsculas es “una rara enfermedad”, dice un poema egipcio, que no entiende de médicos ni de medicinas. Sólo se cura sintiendo el cariño recíproco de la persona amada. Y, es la persona a la que amamos al mismo tiempo, la enfermedad y el enfermero de dicha cura. No todo el mundo tiene el gran privilegio de sentir amor por otra persona. Hay gente que se enamora y el enamoramiento se disipa en unas semanas o unos meses. Otros viven un amor atormentado, de un tira y afloja, que yo, personalmente no lo llamo amor. Otras personas quedan atrapadas gracias a Cupido desde el primer momento y otras tardan más en darse cuenta de la profundidad de lo que sienten por el otro o la otra persona. Hay amores que perduran toda la vida en el recuerdo de quien los vivió y que pasaron a la historia de las relaciones marchitas. Otros amores pueden vivirse con intensidad desde el primer encuentro y sobrevivir a las nieves del Himalaya. Hay amores eternos, a pesar de todo, que saltan de la vida a la muerte, juntos, siempre.

Esta perorata no es más que una simple introducción a lo que se siente viendo la película “La Vie d’ Adele” (traducida en inglés como “Blue is the warmest color”). Más allá del simple discurso de que la película trata de dos mujeres lesbianas que sienten una atracción sexual absoluta y viven un amor intenso hasta que se quiebra, es una cinta cargada de una emoción que todos, tarde o temprado hemos vivido: el Amor. Dicen las críticas que las escenas de sexo explícito entre las protagonistas duran demasiado, que todo es demasiado evidente, recriminan las mentes limitadas y, de este modo, se olvidan de lo que transmite la película en estado puro: Ama con toda tu alma, siente el calor de tu persona amada, comparte momentos de éxtasis y cotidianos con él o con ella, vibra con la energía del cariño y la pasión combinadas. Porque a veces, eso que llamamos amor, se rompe, por una circunstancia o por muchas. Y para entonces, sólo nos quedamos con los pedazos  de ese amor  y tratamos de reconstruirnos de nuevo, recordando que aún nos queda más capacidad para amar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Peliculas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s