Fortaleza mental, todo un reto

fuerza-mentalEstos días he leído uno de esos artículos interesantes que nunca caen en “saco roto”. “Cinco poderosos ejercicios para incrementar tu fortaleza mental” en la revista Forbes online. Me he permitido hacer una traducción lo más fiel posible del documento de la autora del mismo, Amy Morin. Al final de este post está en enlace al artículo original.

1- Evalúa las creencias sobre ti mismo: Todos desarrollamos creencias fundamentales sobre nosotros mismos, de nuestra vida y de nuestro mundo en general. Estas creencias se desarrollan con el tiempo y dependen mucho de nuestras experiencias pasadas. Suponiendo que es así, hay que estar alerta con respecto a estas creencias porque influyen en nuestros pensamientos, comportamientos y emociones. A veces, algunas creencias de este tipo son inexactas e improductivas. Por ejemplo, que te creas que nunca conseguirás éxito en tu vida, probablemente suponga que no solicites nuevos trabajos y, de forma inadvertida, probablemente no tengas una buena imagen y actitud en las entrevistas de trabajo. De este modo, tus creencias se convierten en la “profecía auto-cumplida”. Hay que identificar y evaluar nuestras creencias fundamentales. Oberva las creencias que sean o todo “blanco” o todo “negro” y encuentra las excepciones de estas reglas. Muy pocas cosas en la vida son de verdad “para siempre” o “nunca”. Modifica tus creencias con un propósito más útil y trabaja duro, porque esto puede cambiar el curso entero de tu vida.

2-Expande tu energía mental de forma sabia: Es una pérdida de tiempo “rumiar” las cosas porque se pierde mucha energía mental por los desagües. Cuanto más pienses en los problemas negativos que no puedes resolver tendrás menos energía sobrante para esforzarte. Por ejemplo, quedarte sentado y preocuparte acerca del pronóstico del tiempo no es útil. Si una gran tormenta se avecina preocuparte no la evitará. En cualquier caso, es mejor prepararse para cuando llegue. Céntrate en lo único que está bajo tu control. Conserva la energía de tu mente en tareas productivas, como resolver problemas o conseguir tus objetivos. Cuando tus pensamientos no son productivos, haz un esfuerzo consciente para cambiar tu energía mental hacia temas más productivos. Cuanto más practiques, más incrementará la energía mental productiva y sabia, hasta que se convierta en un hábito.

3- Reemplaza los pensamientos negativos por pensamientos productivos: A pesar de que muchos de nosotros no pensamos mucho sobre nuestros pensamientos, incrementando nuestra consciencia sobre los pensamientos habituales nos dan pruebas útiles para construir nuestra resistencia o resiliencia. Los pensamientos negativos exagerados o sobre dimensionados, como por ejemplo “yo nunca podré hacer nada bien” te mantienen alejado del desarrollo de todo tu potencial. Transforma los pensamientos negativos antes de que ellos se conviertan en una espiral fuera de control e influyan en tu comportamiento. Identifica y remplaza todos los pensamientos negativos por pensamientos que sean más productivos. Los pensamientos productivos no necesitan ser extremadamente positivos, pero deben ser realistas. Un buen pensamiento equilibrado podría ser: “Tengo algunas debilidades, pero también tengo muchas fortalezas”. Cambiar tus pensamientos requiere una constante revisión y  este proceso puede ser un instrumento para ayudarte a convertirte en la mejor versión de ti mismo.

4- Practica la tolerancia a la frustración: Ser mentalmente fuerte no significa que no experimentes emociones. De hecho, la fortaleza mental requiere que te vuelvas activamente consciente de tus emociones, así podrás elegir la mejor opción con la cual responder a esas emociones. La fortaleza mental se trata de aceptar tus sentimientos sin que ellos te controlen. La fortaleza mental también implica entender cómo o porqué te comportas de forma contraria a tus emociones. Por ejemplo, si tu ansiedad te impide probar cosas nuevas o aceptar nuevas oportunidades, trata de salir de tu zona de cómoda si quieres continuar retándote a ti mismo. Tolerar las emociones que crean incomodidad se consigue con la práctica y, poco a poco, es más fácil y la seguridad en ti mismo crece. Practica los comportamientos de la persona en la que te gustaría convertirte. En lugar de decir “me gustaría ser más sociable”, elige un actuar con comportamiento que sea más sociable, tanto lo sientes así como si no. Un poco de incomodidad de vez en cuando es necesaria para que crezcan las semillas y, tolerando esa incomodidad te ayudarás a tener una visión real de la situación. Se trata de dar un pequeño paso detrás de otro.

5- Reflexiona tus progresos cada día: Vivimos en un mundo muy ajetreado que no nos permite mucho tiempo para una auto-reflexión tranquila. Encuentra tiempo para reflexionar sobre tus progresos sobre el desarrollo de la fortaleza mental. Al final del día, pregúntate si has aprendido sobre tus pensamientos, emociones y comportamientos. Y piensa en lo que esperas mejorar y lograr mañana.

Desarrollar la fortaleza mental es un trabajo continúo. Siempre hay tiempo para mejorar y, a veces, esto parece más difícil que otras. Reflexionar sobre tus progresos refuerza tu habilidad para conseguir la definición de lo que para ti es el éxito, mientas vives acorde a tus valores.

La autora del texto original es Amy Morin, trabajadora social clínica y escritora.

Artículo completo original: http://www.forbes.com/sites/groupthink/2013/12/03/5-powerful-exercises-to-increase-your-mental-strength/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inspiracion y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Fortaleza mental, todo un reto

  1. Casandra dijo:

    Consejos útiles y fáciles para practicar en el día a día. El vivir “acorde a tus valores” es indispensable para estar en paz con uno mismo.
    La traición a la esencia del pensamiento y las creencias, acaba siempre en desgracia. No hay mas que ver a los políticos españoles (o de cualquier otro país), son unos pobres desgraciados que al final de sus vidas sufrirán todo lo que han hecho sufrir. Lamentablemente hay tantos psicópatas entre ellos que JAMAS sentirán remordimientos. Por eso ha de ser la Justicia la que de forma ciega les lleve a donde se merecen: a la cárcel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s